¿Qué onda el laburo? Prestá atención a estos 15 datos


Hoy te acercamos 15 curiosidades científicas sobre el trabajo, para que tomés en cuenta y tengás la mejor jornada laboral posible, echá un vistazo…

Via:
MuyInteresante

  1. 1 Feliz y saludable en la oficina


    Un estudio de la Universidad de Exeter y publicado en la revista British Journal of Management demostró que los empleados que tienen control sobre el diseño y la distribución del lugar donde trabajan lo hacen mucho mejor que aquellos a los que se les da impuesto todo. Concretamente, las personas que trabajaban en espacios enriquecidos eran un 17% más productivas que aquellas en espacios planos, pero las que estaban sentadas en escritorios con su propia identidad eran aún más eficientes: un 32% más productivas que sus contrapartes.

  2. 2 Frío o calor


    Una de las dolorosas ironías de la vida de oficina es que nunca podemos tener la temperatura adecuada. Pasamos el verano temblando de frío y el invierno sudando como en un sauna. La experiencia no es simplemente desagradable, también tiene su eco en el trabajo.

  3. 3 La importancia de la temperatura en el trabajo


    Un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell llevaron a cabo un estudio que involucró trabajar con el termostato de una oficina de seguros. Cuando las temperaturas eran bajas (20ºC), los empleados cometieron un 44% más de errores y fueron menos de la mitad de productivos que cuando las temperaturas eran más cálidas (25º C). El frío nos distrae. La caída en el rendimiento le estaba costando a los jefes un 10% más por hora, por empleado. Lo que tiene sentido. Cuando la temperatura de nuestro cuerpo desciende, gastamos energía manteniéndonos calientes, haciendo que haya menos energía disponible para la concentración, la inspiración y la percepción.

  4. 4 Otra consecuencia del frío


    Y no es solo el rendimiento lo que disminuye. Es nuestra impresión de las personas que nos rodean. En un estudio publicado en la revista Science, los psicólogos descubrieron un vínculo entre el calor físico y el interpersonal. Cuando las personas se sienten frías físicamente, también es más probable que perciban a los demás como menos generosos y cariñosos. Cuando entramos en calor, bajamos la guardia y nos vemos a nosotros mismos como más similares a los que nos rodean.

  5. 5 ¿Por qué el vínculo entre el calor físico y el mental?


    Los psicólogos sostienen que tiene que ver con la forma en que estamos construidos. La misma área del cerebro que se ilumina cuando percibimos la temperatura, la corteza insular, también está activa cuando sentimos confianza y empatía hacia otra persona. Cuando experimentamos calidez, experimentamos confianza. Y viceversa.

  6. 6 ¿Por qué más confianza en el trabajo?


    Hay una razón por la que asociamos calidez con confianza, y es porque al hacerlo promueve nuestra supervivencia, especialmente al principio. Cuando somos pequeños, bebés, mantenernos cerca de nuestro cuidador es vital para mantenernos vivos, que es una de las razones por las que estamos programados para buscar calor. A lo largo de nuestras vidas, asociamos el calor (un abrazo) con el afecto (esta persona me quiere). Es una conexión que se fortalece con cada abrazo íntimo. En el trabajo, el contacto también aumenta la confianza entre los compañeros.

  7. 7 Calor-productividad


    Sabemos que las bajas temperaturas empeoran la productividad. Lo que demostró la misma investigación anterior publicada en Science es que también puede corroer la calidad de nuestras relaciones. Y esto, en última instancia, es la razón por la que la temperatura de la oficina es importante. Un adecuado lugar de trabajo no es simplemente el producto de buenas políticas de organización. Surgen cuando los empleados se conectan entre sí y forman relaciones significativas que generan confianza.

  8. 8 ¿Qué dice la ciencia sobre el número óptimo de horas de trabajo?


    Un estudio australiano concluyó que la jornada laboral óptima para personas que superan los cuarenta años debería ser de 20-30 horas y es que, según los resultados, trabajar más horas no es sinónimo de productividad. Reducir las horas de trabajo hasta las 25 semanales mejora las capacidades cognitivas. Trabajar más horas, tiene un impacto negativo. Estos resultados fueron idénticos tanto para hombres como para mujeres.

  9. 9 El trabajo más peligroso


    Ser policía no es el trabajo más peligroso, tal y como podríamos pensar. Los recogedores de basura, los granjeros, los camareros y los taxistas tienen más probabilidades de morir en el trabajo que los oficiales de policía, según un estudio del Bureau of Labor Statistics de Estados Unidos.

  10. 10 La importancia de los descansos en el trabajo


    Existen varias razones científicamente probadas por las que es importante descansar durante la jornada de trabajo. La primera es que mantendremos unos niveles óptimos de estrés. Así, un estudio realizado por la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y publicado en la revista Cognition en 2011, concluyó que tomar descansos regulares de un par de minutos aumentó la productividad de los trabajadores en casi un 7%.

  11. 11 Nivel óptimo de estrés


    El nivel óptimo de estrés para que alcancemos la productividad máxima en el trabajo es cuando estamos bajo cierto estrés pero sin sobrecargas. Si los niveles de estrés comienzan a hacernos sentir que entramos en 'zona roja', perjudican nuestra calidad laboral. Así, tomar descansos es un regulador increíble para mantener, o en este caso, reducir los niveles de estrés.

  12. 12 Favorecer los momentos 'eureka'


    ¿Alguna vez tuviste un momento 'eureka' en un proyecto que parecía completamente inesperado? ¿O qué te diste cuenta que no podés recordar el nombre de una canción o artista, y cuando dejas de pensar en ello conscientemente te acuerdas repentinamente? Es porque cuando dejamos de concentrarnos completamente en una cosa y nos tomamos un descanso de la tarea problemática, la mente subconsciente todavía aún está trabajando en segundo plano para encontrar la solución. Los niveles más altos de estrés a menudo se correlacionan con pensar demasiado en un tema en particular, así que, date un descanso y verás el resultado.

  13. 13 Ejercicio y trabajo


    Tomar un breve descanso cada dos horas de un duro horario de trabajo nos ayuda a mantenernos en buena forma física, mental y emocional, lo que mejora considerablemente nuestra productividad. Físicamente, después de un ejercicio vigoroso, nuestros cuerpos necesitan un descanso amplio y una nutrición equilibrada para que nuestros músculos se recuperen y crezcan más fuertes y más grandes. Esta regla no es diferente para nosotros psicológicamente. Después de horas de intensa concentración en un tema, rompecabezas o problema en particular, debemos dar a nuestros “músculos de enfoque” el tiempo suficiente para descansar y volver a cooperar. Después de tomar un descanso, le estamos dando a nuestro cerebro todo el apoyo "nutricional" que necesita para mantenerse concentrado y productivo en el trabajo.

  14. 14 La tensión laboral puede dañar el corazón


    Las personas con trabajos de alta tensión tienen más probabilidades de desarrollar fibrilación auricular, que es un trastorno común de los latidos del corazón que puede aumentar significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular. Es el caso de los trabajadores de la línea de ensamblaje, los enfermeros o los conductores de autobuses, por ejemplo. Esta fue la conclusión de un reciente estudio sueco publicado en 2018 en la revista European Journal of Preventive Cardiology. Los investigadores definen los "trabajos de alta tensión" como aquellos que son "psicológicamente exigentes". El análisis de los datos, después de realizar ajustes por edad, género y educación, mostró que la tensión laboral se relacionaba con un aumento del riesgo del 50% fibrilación auricular. El riesgo siguió siendo el mismo cuando el equipo ajustó los resultados para tener en cuenta el efecto del ejercicio, el hábito de fumar, la presión arterial y el índice de masa corporal.

  15. 15 ¿Cómo descansar en el trabajo?


    Pasear, conversar con un compañero y tomar un café son los más obvios, y son fabulosos, por supuesto. Pero, si no puedes alejarte de tu escritorio, otra gran opción para un descanso mental es cambiar tu atención a un vídeo relajante o divertido en la pantalla del ordenador. Así que la próxima vez que quieras tomarte un descanso, hazlo y no te sientas culpable. Estás participando en un hábito saludable que puede hacer que tu productividad en el trabajo aumente.