16 Perros que intentaron ser buenos chicos, pero no lo lograron


Por supuesto que cada perro merece que lo elogien, que le rasquen la pancita y detrás de la oreja… pero no siempre. Hay días en que solo queda tomarse la cara y exclamar: “¡Oh, no! ¡¿Qué has hecho?!”. Sin embargo, a pesar de eso, es imposible enojarse por mucho tiempo al ver esos tiernos ojos inocentes, incluso si el travieso amigo peludo rompió el sillón, se comió una abeja o se revolcó en el agua.

Vía:  
Genial.guru

  1. 1 Después de jugar en el césped recién cortado


  2. 2 “¿Cómo? ¿Acaso este camino no es para mí?”


  3. 3 Así se ve cada paseo en un día lluvioso


  4. 4 “¿Qué? ¿Necesitabas esta caja?”


  5. 5 Estropeando un momento solemne


  6. 6 “Fue rociado por un zorrillo. Tuvimos que darle un baño de emergencia”


  7. 7 “Solo quería que se quedaran quietos para la foto, y esto es lo que obtuve”


  8. 8 Quería dar un paseo por la nieve


  9. 9 “Mira, te abrí la puerta”


  10. 10 Bonito sombrero


  11. 11 Cuando pensás que se verá adorable jugando con un peluche


  12. 12 Era imposible resistirse


    “Hoy me comí 3 barras de chocolate envueltas”.

  13. 13 Cuando tu mamá humana hace una torta con crema


  14. 14 “Mi perro le robó el juguete al gato del vecino”


  15. 15 “Lo dejé solo en la calle por 2 minutos”


  16. 16 Al parecer, la mantequilla estaba sabrosa