9 Situaciones embarazosas en las que cayeron los famosos, pero no perdieron el ánimo


Cada uno de nosotros, en más de una ocasión, se ha topado con una situación que rehusaríamos contársela a alguien. Pero para nosotros es más sencillo: nuestros momentos embarazosos los conocemos nosotros mismos y un par de testigos. Mientras que las personas expuestas a los medios de comunicación que todo el mundo conoce lo tienen mucho más complicado. Lo importante en estos casos es mantener intacto el sentido del humor y recordarse a uno mismo que esto es algo pasajero.

Via:
Genial.Guru

  1. 1 Meryl Streep perdió su zapato


    Por su papel de Margaret Thatcher en la película La dama de hierro, la actriz recibió un premio BAFTA. Sin embargo, cuando Meryl subía para recoger su galardón, su zapato decidió darse a la fuga. Menos mal que Colin Firth, como un verdadero príncipe, devolvió el fugitivo al pie de la estrella, poniéndose de rodillas. Debido a una sobrecarga de emociones, Streep incluso le regaló un beso a Firth.

  2. 2 Los aficionados bromean con Tom Hanks


    Una vez se produjo este diálogo divertido entre Tom Hanks y el presentador Graham Norton:

    G.N.: ¿Qué dicen las personas con más frecuencia cuando te ven por la calle?

    T. H.: Oh, bueno, antes me gritaban: “¡Houston, tenemos un problema!” O: “¡Corre, Forrest, corre!”. Y lo segundo, probablemente, lo he oído con más frecuencia. Pero ahora simplemente gritan: “¡Wiiiilsooon!”.

    Se trata de una pelota, un amigo del personaje interpretado por este actor en la película Náufrago.

  3. 3 Samuel L. Jackson fue confundido con su compañero de profesión, Laurence Fishburne


    El presentador de noticias accidentalmente (eso esperamos) confundió a los actores en pleno directo. Después de este episodio tan embarazoso, Samuel L. Jackson se puso una camiseta en la que decía “No soy Laurence Fishburne”. Por si había dudas...

  4. 4 Katy Perry no pudo moverse por el escenario después de haber saltado encima de un pastel de crema


    La ceremonia de entrega de los premios Latin American MTV Video Music Awards 2008 no podía ser aburrida: Katy tenía que saltar del pastel, pero a la cantante eso le pareció muy trivial y decidió saltar directamente encima de este. Bueno, podría haber sido una idea genial, si no fuera por un “pero”. La crema era muy resbaladiza y la estrella, impregnada de esta, se caía constantemente, convirtiendo su actuación en una verdadera farsa.

  5. 5 Meghan Markle olvidó quitar la etiqueta de su vestido nuevo


    Los estilistas y asistentes personales de Meghan Markle, seguramente, no tuvieron tiempo para arreglar a la duquesa de manera adecuada durante el vuelo de Fiyi al Reino de Tonga. Así, ella apareció ante el público con una etiqueta en el dobladillo. Obviamente, esto es una nimiedad y muchos recuerdan este descuido con una grata sonrisa.

  6. 6 Los vigilantes no reconocieron a Leonardo DiCaprio y le negaron la entrada a una fiesta


    Sí, los famosos también pueden no pasar el control facial. Leonardo DiCaprio quería entrar en un club de lujo para acudir a una fiesta de Halloween, pero los vigilantes le bloquearon el camino. Probablemente, aquí haya surgido la frase mágica de “¿Saben quién soy?”. Un poco más tarde, Leo consiguió entrar en el establecimiento, aunque malhumorado, mientras que los vigilantes poco atentos casi fueron despedidos.

  7. 7 En el palacio de Isabel II roban frutos secos


    La guardia real no pudo resistirse a los frutos secos de la familia real (en el palacio de Buckingham existe la costumbre de dejar tazas con anacardos y almendras en los pasillos y cámaras personales). Sin embargo, la reina notó que el tentempié desaparecía a una velocidad vertiginosa, lo cual le molestó tanto que incluso comenzó a dejar marcas en las tazas. Todo acabó con la administración de la corte pidiendo oficialmente a los guardias que mantuvieran sus manos a la vista.

  8. 8 Una aficionada dejó plantado a Robert Pattinson


    Incluso un hombre tan apuesto puede tener citas fracasadas. Según el propio Robert, una aficionada lo perseguía, literalmente, por todas partes y, cuando volvió a verla por enésima vez cerca de su departamento, la invitó a un restaurante. Después de la breve cita, durante la cual Rob se quejó de su dura vida, la chica se fue sin dejar rastro.

  9. 9 Daniel Radcliffe fue confundido con una persona sin hogar


    El famoso actor decidió compartir una historia interesante que lo alentó a cuidar más su vestuario y apariencia en general. Cuando él y su novia paseaban al perro, entró durante un momento a una tienda, Daniel sintió frío y se puso en cuclillas al lado de su amigo de cuatro patas para entrar en calor. En ese mismo instante, un transeúnte se acercó a Radcliffe y le ofreció 5 USD diciendo lo siguiente: “Cómprate un café, chico”.