8 Extraños caprichos de actores que hicieron cambiar películas famosas


Los actores principiantes están obligados a seguir a rajatabla el guión de una película sin discutir con el equipo de rodaje, mientras que a las estrellas de primer nivel, de vez en cuando, les invade la tentación de cambiar la cinta por criterio propio. Por ejemplo, uno de los actores más complicados de tratar en Hollywood es Edward Norton. Hizo tantos cambios en la trama del drama Historia americana X que el director, al ver el resultado final, exigió que su nombre no apareciese en los créditos.

Via:
Genial.Guru

  1. 1 Angelina Jolie reescribió el final de una película


    Angelina quería evitar cualquier posibilidad de su participación en la secuela de la película de acción Se busca, por lo que exigió que su personaje falleciera al final de la cinta. Timur Bekmambetov no estaba dispuesto a perder a esta estrella, por lo que aceptó las condiciones impuestas por Jolie para el rodaje.

  2. 2 Samuel L. Jackson no quería participar en la película si esta no se titulaba Serpientes a bordo


    El actor reconoció que aceptó el papel para la comedia Serpientes a bordo solo por su divertido título. Cuando decidieron cambiar el nombre de la cinta por Pacific Air Flight 121, Samuel acabó dando un ultimátum: o la película se titulaba Serpientes a bordo, o abandonaba el proyecto. El equipo de rodaje tuvo que aceptar la imposición del artista.

  3. 3 Shrek tuvo que rehacerse por el acento escocés


    A Mike Myers, a quien se le confió la voz de Shrek, se le ocurrió una nueva idea respecto a su personaje inusual al final del trabajo sobre esta película de dibujos animados. Consideró que el ogro verde sonaría más creíble si tuviera acento escocés. De esto modo, Myers quiso enfatizar la diferencia entre Shrek y otros personajes que hablaban en un inglés tradicional. Para no perder la voz principal de esta caricatura, DreamWorks tuvo que aceptar y gastar después 5 millones USD en volver a dar voz a estos dibujos (y esto, por cierto, supuso el 10 % del presupuesto total de la cinta).

  4. 4 Michelle Rodríguez luchó por la fidelidad de su personaje


    Según la versión inicial de la trama de Rápidos y furiosos, Letty, supuestamente, tenía que traicionar a Dominic, pero la actriz Michelle Rodríguez se sintió indignada por esta parte del argumento. La estrella estaba dispuesta a negarse a rodar en la franquicia si el personaje de Letty no cambiaba en esa parte. El equipo acabó aceptando la misiva de Michelle.

  5. 5 Denzel Washington estaba en contra de la relación romántica entre su personaje y el de Julia Roberts


    El actor afroamericano pensó que a sus aficionadas les ofendería un romance en pantalla con una mujer de piel blanca. Por ese motivo, Denzel Washington pidió alejarse de la trama del libro, sobre el cual, se basó la película El informe Pelícano, olvidando la línea argumental romántica que debía mantener con el personaje de Julia Roberts. El director tuvo que aceptar debido a una cláusula en un contrato con este famoso en el que se establecía que el estadounidense no aceptaría aquello que contradijera sus creencias.

  6. 6 Tom Cruise exigió más tiempo en pantalla


    En el guión original de la película La momia, el tiempo en pantalla del personaje interpretado por Tom Cruise y por la momia era aproximadamente similar. El actor se sintió molesto por esto y presentó sus requisitos al director: o aumentaban el número de sus escenas o abandonaba el rodaje. Los creadores de la cinta aceptaron las exigencias de esta estrella, pero su decisión no benefició a La momia. La película recibió muchos anti-premios, incluyendo el Golden Raspberry por la peor actuación de Cruise.

  7. 7 Crispin Glover estaba tan descontento con sus frases que decidió permanecer en silencio durante toda la película


    No se suponía que Anthony, de la película de 2000 de Ángeles de Charlie, apareciera en silencio todo el tiempo. Esto fue así porque a Crispin Glover realmente no le gustó nada el guión, por lo que se negó a pronunciar frase alguna en la cinta. La estrella logró transmitir su deseo también al director.

  8. 8 Daniel Day-Lewis quería que lo llamaran presidente


    A veces pasa que los caprichos de los famosos convierten películas simplemente buenas en obras geniales. Esto fue lo que sucedió durante el rodaje de la biografía Lincoln. El actor principal de esta cinta, Daniel Day-Lewis, exigió que en el set de rodaje lo llamaran exclusivamente “presidente” y se negaba a hablar con todos los británicos que trabajaron en la película. Fruto de esto, logró meterse tanto en la piel de su personaje que la cinta recibió dos estatuillas de los Óscar.