12 Trucos que usan las cadenas de tiendas para engañar a sus clientes


Ir al mercado a comprar periódicamente es una actividad tan común y cotidiana que no nos damos cuenta de todas las estrategias que los vendedores usan para darle forma a nuestras preferencias y orientar nuestra forma de comprar. En la siguiente compilación, desvelamos algunos de los trucos de marketing más empleados por los expertos para optimizar sus ventas, echá un vistazo.

Via:
Difundir

  1. 1 La razón por la que te dan muestras gratis en las tiendas.


    En las tiendas, a menudo puedes ver promotores jóvenes y guapos que ofrecen una muestra gratis de una nueva variedad de salchichas, ravioles y otros productos. Sin embargo, esto no se hace para que te enamores de un nuevo producto. De hecho, a las personas se les ofrece probar de forma gratuita algo comestible por la única razón de hacerte sentir obligado. Por ejemplo, cuando recibes un regalo inesperado de un amigo, generalmente tomas la decisión de darle un regalo a cambio. El mismo principio funciona aquí.

  2. 2 Espejos en supermercados.


    “Comprará menos // Comprará más”

    ¿Alguna vez has notado que hay muchas superficies pulidas donde podés ver tu reflejo en los supermercados? Está hecho para darte la oportunidad de admirarte a ti mismo. Por ejemplo, los espejos que a menudo se pueden ver sobre los estantes de frutas y verduras no están ahí por nada. Sí, ayudan a ver mejor el producto y a ampliar el espacio visualmente, pero los espejos tienen un propósito aún mayor. Los espejos en las tiendas nos hacen retrasar nuestros pasos. Si te detienes para mirar tu reflejo (a menudo sucede inconscientemente), es probable que prestes atención a los productos que se encuentran cerca de la superficie del espejo.

  3. 3 En algunos mercados actualizan las etiquetas de los productos que están por vencerse


    Si llegás a ver varias capas de etiquetas en un producto, mejor no lo lleves. Es posible que ya esté por vencer y le hayan colocado una especie de “fecha trampa” para que lo compren cuanto antes. De todas maneras, si pretendes consumirlo en muy poco tiempo, podés adquirirlo sin problema. Todo dependerá de tus necesidades.

  4. 4 Las emociones son el mejor estímulo para una compra.


    “Humecta la piel // Retrasa el envejecimiento”

    A menudo, el empaque del producto, así como los comerciales, nos muestran mensajes que declaran que un producto puede resolver cualquier problema. Por ejemplo, es probable que elija una crema con empaque que diga que ralentiza el envejecimiento en lugar de una que simplemente dice humectar o calmar la piel.

  5. 5 Los vendedores y compradores deben tener un enemigo común.


    “Bueno // Malo”

    En la vida, podemos unirnos a otras personas si estamos colectivamente en contra de la misma persona. La misma noción se puede aplicar en las ventas. Los especialistas en marketing intentan encontrar un enemigo común para los consumidores de su producto para que compren el “mejor”. Por ejemplo, muchos fabricantes saben lo mucho que quieres comer dulces cuando estás a dieta. Es por eso que producen productos bajos en calorías que todavía tienen mucha azúcar. En este caso, las calorías adicionales son un enemigo común tanto para usted como para los vendedores, y entonces nos resultará fácil comprar ese nuevo producto bajo en calorías.

  6. 6 Palabras detonantes.


    Hay muchas palabras que los vendedores creativos usan para hacerte querer comprar un determinado producto. A menudo puedes ver grandes etiquetas rojas de precios en los supermercados que dicen “solo 99 ¢”. Las palabras de activación adicionales junto con una etiqueta de precio minimizan artificialmente el precio de un producto. Significa que nuestro cerebro piensa que entre un producto por “99 ¢” y uno por “sólo 99 ¢”, esta última es una opción más razonable.

  7. 7 Más no significa más barato.


    Siempre ten en cuenta que no existe tal cosa como “gratis”. Cualquier producto que diga que obtendrá algo gratis siempre implica que el regalo ya está incluido en el precio. Esto significa que a veces 5 chicles en un paquete (compre 4, obtenga 1 gratis) no te costará menos que comprar 5 paquetes del mismo chicle por separado.

  8. 8 La salivación afecta la percepción del sabor de un producto.


    “Estimula el apetito // No estimula el apetito”

    La mantequilla, así como el chocolate y varias salsas, aumentan la salivación y te permiten imaginar mejor el sabor de un producto. Es por eso que los productos con tales componentes a menudo nos parecen más atractivos y deliciosos.

  9. 9 Las gotas de agua te hace percibir los productos como frescos.


    Para que las verduras y los productos parezcan frescos en un estante de una tienda, a Dinamarca se le ocurrió instalar pequeños dispensadores automáticos en los puestos. Las gotas pequeñas parecen rocío y nuestro cerebro percibe esto como un signo de la frescura de un producto.

  10. 10 Es probable que pagues más por el empaque que por el producto.


    “Lo pasarás de largo // Querrás comprarlo”

    Hay tantos productos en las tiendas hoy en día que los fabricantes se enfrentan entre sí no solo al cambiar su volumen y composición, sino también por el diseño del embalaje en sí. Por ejemplo, para exhibir una botella de agua común entre muchas similares, los especialistas en marketing crean una forma única y brillante para que usted y sus hijos le presten atención y sientan el deseo de comprarla.

  11. 11 Grupos emparejados.


    “Viniste a comprar pasta dental // Compraste también un cepillo”

    Al colocar productos en tiendas, se usa el principio de hacer pares lógicos. Por ejemplo, el té y el café van acompañados de dulces, y las salchichas se combinan con salsa de tomate. Está destinado a hacerte comprar varios artículos más, incluso si viniste al mercado a comprar una cosa, como pasta de dientes. De repente recordarás que ya es hora de que reemplaces tu viejo cepillo de dientes.

  12. 12 El Gran Hermano te está observando.


    “Crees que te observan para prevenir robos // Pero en realidad…”

    Las cámaras en los supermercados no están ahí únicamente para asegurarse de que nadie robe. En algúnos supermercados se usan las cámaras para analizar el comportamiento de las personas hacia determinados productos u ofertas. Estos datos se recopilan y analizan para comprender qué afecta la decisión de un cliente de comprar o no un determinado producto. También ayuda a encontrar el mejor lugar de colocación en la tienda.


Like it? Share with your friends!