10 Profecías históricas que realmente se cumplieron


En la historia han existido muchas personas que han intentado predecir el futuro. Algunas de ellas decían poseer “dones” adivinatorios, y otras aludían a deidades o espíritus guías. Hemos visto de todo, desde profetas bíblicos hasta videntes modernos. Sin embargo, lo sorprendente es que algunas de esas premoniciones, aunque sonaran extrañas en su momento, realmente se cumplieron.

Via:
Genial.Guru

  1. 1 El oráculo de Delfos predijo la democracia


    El oráculo de Delfos fue uno de los lugares sagrados más famosos de la Antigua Grecia, en el que Apolo era el dios principal. Aunque no se tiene una descripción completa del recinto, se sabe que allí existían pitonisas, mujeres de conducta irreprochable que hacían predicciones en forma de acertijos. Una de las leyendas que se cuentan dice que, alguna vez, el legislador ateniense Solón, a quien se le dio la tarea de reelaborar las leyes de Atenas (ya que eran normas muy duras) en 594 a. C., decidió consultar al oráculo para obtener consejos y así conducir a su pueblo. Se dice que la respuesta que la pitonisa le dio fue: “Siéntese en el medio de la nave, guiando directamente la tarea del timonel. Muchos de los atenienses serán sus ayudantes”. Solón interpretó esto como que él no debía ser el jefe de todos, sino que, en esa “nave”, él solo debía ser el guía, y todos debían trabajar juntos. Entonces, instituyó una serie de reformas, como un juicio con jurado y el fin de la esclavitud de la deuda, y, por lo tanto, creó la de democracia, lo que paulatinamente puso fin a las diferencias entre la aristocracia y la gente común.

  2. 2 Los oráculos griegos predijeron la caída de Creso


    Creso era el rey de Lidia, una región de la Antigua Grecia, y tenía mucho poder. Hacia 560 a. C., los persas, bajo el liderazgo de Ciro II el Grande, comenzaron a ganar terreno, lo cual preocupó al rey. Entonces, decidió consultar al oráculo de Delfos para saber si debía ir a la guerra contra ellos, a lo que recibió como respuesta: “Si Creso va a la guerra, destruirá un gran imperio”. Luego, volvió a consultar al oráculo, quien le dijo: “Su reinado durará hasta que una mula se convierta en rey de los medos”. Animado por lo que él creyó que eran las respuestas de los acertijos, Creso fue a la guerra y la perdió. Los persas ganaron, pues Ciro II el Grande era mitad medo y mitad persa (igual que una mula, que es mitad burro y mitad caballo. Esa era la metáfora). El gran imperio que Creso destruyó fue el suyo.

  3. 3 Joseph falsificó una profecía sobre Vespasiano, pero se hizo realidad


    Joseph Ben Mattathias fue un gran estudiante de derecho e historia judía que se vio envuelto en las rebeliones judías contra el Imperio romano; de hecho, durante una persecución romana en la ciudad de Jotapata, se confrontó con el general romano Vespasiano. Para calmar la ira de este conquistador, Joseph le dio una antigua profecía mesiánica, conocida como “Profecía estelar”, que decía que saldría de Palestina y gobernaría el mundo entero. Esto agradó tanto a Vespasiano que permitió que Joseph se uniera a su ejército (pese a que lo llamaron traidor). Desde entonces, Joseph fue designado como enlace para los romanos y los revolucionarios judíos, aunque esto no funcionó muy bien, pues el templo fue destruido y la revolución fue sofocada. Pero lo que nadie imaginaba era que la profecía se haría realidad, pues cuando el emperador Nerón se suicidó y una serie de hombres le sucedieron, el último en la fila fue Vespasiano, quien subió al poder. Así, Joseph se convirtió en uno de los más grandes historiadores del judaísmo y la religión en Roma.

  4. 4 La profecía de los papas


    La profecía de San Malaquías sobre los papas se publicó en un libro llamado Lignum vitae, ornamentum & decus Ecclesiae (“El árbol de la vida, el ornamento y la gloria de la Iglesia”), perteneciente a los monjes benedictinos. Se afirma que es del siglo XII y que predijo a todos los papas desde 1143 en adelante. Aunque esta profecía no apareció sino hasta 1595, todas las predicciones de papas hasta aproximadamente 1590 son muy precisas. Algunas personas dudan de su autenticidad, pero hay otras que confían plenamente en ella, pues en dicho documento se han incluido las siguientes profecías:

    • 110: De Labore Solis (“De la labor del Sol”) se le atribuye a Juan Pablo II (1978 — 2005), pues fue el pontífice más viajero y el que más tiempo gobernó la iglesia después del mismo San Pedro y de Pío IX. También se puede interpretar porque el día del nacimiento y muerte de Juan Pablo II hubo un eclipse solar.

    • 111: Gloria Olivae (“La gloria del olivo”) se le atribuye a Benedicto XVI (2005 — 2013), pues nació y fue bautizado en un Sábado de Gloria. Además, el escudo de la orden de los benedictinos lleva un olivo.

    Y las profecías terminan con:

    • 112: Petrus Romanus (“Pedro Romano”), quien podría ser el último papa, pues la frase dice: "en persecución extrema, en la santa iglesia romana reinará Pedro el Romano, quien cuidará a su rebaño entre muchas tribulaciones, tras lo cual, la ciudad de las siete colinas (quizá aludiendo a Roma) será destruida, y el Juez Terrible juzgará a su pueblo.

  5. 5 Nostradamus predijo el Gran Incendio de Londres de 1666


    El nombre de Nostradamus se hizo famoso en los últimos veinte años precisamente por la popularidad de sus profecías. A este se le han atribuido las predicciones de acontecimientos como la muerte de Enrique II hasta la subida de poder de Hitler. Sin embargo, una de sus profecías más conocidas es la del Gran Incendio de Londres, el cual consumió a casi toda la ciudad en 1666. Dicho pronóstico decía: “La sangre de los justos faltará en Londres / Quemada en el incendio del 66 / La antigua dama se derrumbará desde su lugar alto / Muchos de la misma secta serán asesinados”.

  6. 6 Julio Verne imaginó a un hombre en la Luna


    En 1865, Julio Verne escribió De la Tierra a la Luna, cuya trama se centraba en dos hombres que salían desde la Tierra en un proyectil con destino a la Luna. En este relato incluso se menciona que el lanzamiento del cohete tuvo lugar en Florida. Un siglo después, Neil Armstrong pisaba la Luna, saliendo en el famoso Apolo 11 desde el Centro Espacial Kennedy... ubicado en Florida.

  7. 7 Nikola Tesla predijo el wifi y los teléfonos celulares


    No cabe duda de que el ingenioso Nikola Tesla era un hombre visionario, pues antes del primer teléfono celular o de la aparición del wifi en el mundo, escribió en La verdadera conexión inalámbrica: “Pronto será posible transmitir mensajes inalámbricos en todo el mundo de manera tan simple, que cualquier persona podrá transportar y operar su propio aparato”.

  8. 8 Mark Twain pronosticó su propia muerte


    El famoso escritor Mark Twain escribió alguna vez: “Entré con el cometa Halley. Viene de nuevo y... espero salir con él. El Todopoderoso ha dicho, sin duda: ‘Ahora, aquí están estos dos monstruos inexplicables; entraron juntos, deben salir juntos’”. Twain murió el 21 de abril de 1910, el día después del regreso del cometa Halley.

  9. 9 Robert Boyle predijo los trasplantes de órganos


    En el siglo XVII, Robert Boyle, conocido como el padre de la química moderna, escribió una nota en su revista personal sobre la cura de enfermedades por trasplante. Sin duda, una aseveración temprana, pues esto no sería una realidad sino hasta 1954. Los expertos también le atribuyen a Boyle las predicciones sobre la aspirina y las pastillas para dormir.

  10. 10 Edgar Cayce predijo la caída de la bolsa de 1929


    Edgar Cayce fue un místico estadounidense. Sus profecías variaban entre diversos temas, como guerras, los polos magnéticos de la Tierra y hasta la Atlántida... Algunas veces entraba en trance y entonces decía alguna que otra predicción. Sin embargo, según la Asociación para Investigación e Iluminación de Edgar Cayce, en 1925, el místico estaba leyendo el futuro para un médico cuando le advirtió que obtendría una gran cantidad de dinero, pero que debía ser cuidadoso, pues “fuerzas adversas vendrían en ese momento”. Cuatro años más tarde, en 1929, y seis meses antes del colapso del mercado de valores que llevó a Estados Unidos a la Gran Depresión, el místico advirtió sobre una “gran perturbación en los círculos financieros” y que “se podría esperar una ruptura considerable y un mercado en baja”.